REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS

     OBRAS OBJETO DE AYUDAS

Los edificios de una o varias viviendas deberán tener, al menos, un 50% de su superficie útil existente o resultante e las obras destinada al uso de vivienda.

 

Se entenderán por obras de rehabilitación de edificios las obras de mejora de la seguridad, estanqueidad, accesibilidad y eficiencia energética en los elementos comunes del edificio, y en concreto las siguientes:

  • La adecuación estructural, que proporcione al edificio condiciones de seguridad constructiva, que garantice su estabilidad, resistencia, firmeza y solidez.
  • La adecuación funcional, que proporcione al edificio condiciones suficientes respecto a los accesos, estanqueidad frente a la lluvia y humedad, incluyendo la adecuación de cubierta, así como la adaptación a la normativa vigente en materia de instalaciones. También se incluyen las actuaciones que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas de conformidad a la legislación vigente así como las que tengan por objeto la reducción del consumo energético y la mejora de las condiciones acústicas de los edificios.

Para calificar como protegida una actuación de rehabilitación de edificio, se exigirá que los edificios objeto de remodelación dispongan de adecuación estructural y funcional o vayan a alcanzarlas simultáneamente; y los que van a ser rehabilitados para obtener la adecuación funcional dispongan ya de adecuación estructural.

En todo caso, en edificios carentes de seguridad estructural y constructiva, de suministro eléctrico, de distribución de agua, de una adecuada funcionalidad de la red de saneamiento general y de una conveniente estanqueidad frente a la lluvia, no se protegerá le realización de obras que no incluyan las necesarias para la consecución de estas condiciones.

  FINANCIACIÓN

El promotor de las actuaciones podrá obtener un préstamo convenido sin subsidiación que podrá alcanzar la totalidad del presupuesto protegido. El plazo de amortización, que se iniciará con la expedición de la calificación definitiva, será de 15 años como máximo, precedido de un periodo de carencia de hasta 2 años, ampliable a 3 años.

    SUBVENCIONES

  • En áreas de rehabilitación de barrios degradados y centros urbanos: una subvención por un importe máximo del 60% del presupuesto protegido, con una cuantía máxima por vivienda o local, que no supere los 11.000 euros.
  • En áreas de rehabilitación integral de centros históricos y municipios rurales: una subvención por un importe máximo del 60% del presupuesto protegido con una cuantía máxima por vivienda o local, que no supere los 12.000 euros.

Ir al principio de la página  
Subir